martes, 8 de marzo de 2011

Nunash, LEYENDA DE LA BELLA DURMIENTE - Pillco Huayta


Una historia que ha sido transmitida de generación en generación en la selva de los huánucos

La princesa Nunash se enamoró perdidamente de Cuynac; un joven guerrero. Luego de vivir un tiempo felices, fueron atacados por el padre de la princesa, que valiéndose de su poder, se había convertido en una monstruosa culebra.

Cuynac, quien igualmente poseía poderes mágicos, se transformó en piedra y convirtió a Nunash en mariposa. Ella, voló hacia la selva y retornó con guerreros para combatir a la culebra; al que luego de tensos combates lograron vencer. Luego del triunfo, Cuynac no recuperó su forma humana pero Nunash sí volvió a ser princesa. Ella se dedicó a buscar a su amado Cuynac. Luego de una larga búsqueda, Nunash se echó a dormir cerca de Cuynac, convertido en piedra.

En sus sueños, la princesa Nunash creyó escuchar a su amado susurrarle: "Amada no me busques, mi voluntad fue pedir a los dioses que me convirtieran en piedra y mi pedido fue complacido y ahora soy sólo eso; una piedra, destinada a permanecer en este estado por el resto de mi vida. Si tú en realidad me has querido y me sigues queriendo todavía, deseo que permanezcas a mi lado toda la vida sobre este cerro y que en las noches de luna, aparezcas ante la mirada de la gente, como una mujer en actitud de estar dormida."

Nunash aceptó el pedido de Cuynac. Ella quedó dormida eternamente y convertida en piedra para permanecer al lado de su amor. Ella se quedó contemplando para siempre el eterno firmamento.

26 comentarios:

  1. ESTA LEYENDA NO ESTA REALMENTE REDACTADA... Y ES MUY SIMPLE
    :( CORREGIR! TU PUEDES VAMOS!!! :D

    ResponderEliminar
  2. es muy bonita,corta pero bonita

    ResponderEliminar
  3. oe como es eso de mierda ahhh ? aprende a comentar ya

    ResponderEliminar
  4. soy christian y a mi no me gusto tu palabra mierda por favor aprende a comentar estoy de acuerdo con esa persona que la que te supo corregir

    ResponderEliminar
  5. christian de nada amiga me gustas mucho :D

    ResponderEliminar
  6. ajajjaja pero si ni me conoces :P

    ResponderEliminar
  7. ADEMAS YA TENGO NOVIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. anda vete a la concha de tu madre no creo q una persona como tu tenga novio

      Eliminar
  8. me llamo ines y me gusto que corrigieras esa palbra mierda quieres ser mi amiga (o)

    ResponderEliminar
  9. ps claro como mo :D amiguis

    ResponderEliminar
  10. oigan quien quiere chuparmela

    ResponderEliminar
  11. miguel eres una puta golfa chupa huevos

    ResponderEliminar
  12. jjajjaaajaja ines ACM1PT

    ResponderEliminar
  13. deverian ablar boniito aqui vicitan , esta pag. varios niños comportense

    ResponderEliminar
  14. Me encarta y estoy enamorada de Rhalt, Brandon y Yo misma

    ResponderEliminar
  15. oygan uno de ustedes me dijo en fac
    BCSPN

    ResponderEliminar
  16. MITOS Y LEYENDAS
    La bella durmiente

    Cuentan los antiguos pobladores que un joven llamado Cuynac, atravesando la selva de Huánuco se encontró con una jovencita, quien era la princesa Nunash, los dos llegaron a enamorarse, y construyeron una mansión cercana a Pachas, a la cual le puso el nombre de Cuynash en honor de su amada.

    La pareja vivió feliz por un tiempo rodeado de servidores y vasallos, pero esta felicidad llegaría a durar muy poco.

    Un día llegó el padre de la princesa Amaru convertido un monstruo en forma de culebra. Cuynac con su hechicería, convirtió a la princesa en mariposa y él se convirtió en piedra para no ser atacados por el monstruo.

    La princesa se valió de su nuevo estado para ir a la selva a buscar ayuda, consiguiendo vencer al monstruo.

    La princesa logró retornar a su estado normal, pero Cuynac no pudo. Nunash, la princesa buscó al príncipe, y cansada de hacerlo se sentó en una piedra sin darse cuenta que ya había encontrado a su amado. Mientras ella dormía escuchó la voz del príncipe que le decía: “Amada ya no me busques los dioses han complacido mi deseo ahora soy solo una piedra destinada a permanecer en este estado para siempre, si tú me quieres todavía permanece a mi lado toda la vida en este cerro, y que en las noches de luna se note ante la mirada de la gente como mujer dormida” la princesa aceptó la propuesta de su amado y quedó convertida en piedra, lo que hoy es la figura de la bella durmiente.

    ResponderEliminar